dimecres, 14 de març de 2012

Inconsciente



Me desperté, no se dónde coño estaba pero estaba muy oscuro, abrí los ojos poco a poco y empecé a ver que había una pequeña ventana con unas cuantas rejas, era de noche, lo supe porque vislumbraba un poco de luz de luna, tenía miedo, estaba aterrorizada, no se cómo había llegado hasta allí ni quién me había traído.

Toqué mi cuerpo, menos mal que seguía llevando toda mi ropa, por un momento pensé que me habían violado, en estos tiempos no es raro que te droguen y que luego sin tener tu ningún sentido te la metan, pero no, me dolía todo el cuerpo y parecía que no habían abusado de mi, por lo menos no en ese sentido, me toqué la cabeza ya que esta me dolía y escocía a la vez, tenía sangre justo arriba de la frente, a un lado, no haría ni una hora que me había dado el golpe o me lo habían dado, de todas formas la sangre se estaba empezando a secar, la cuestión es que parecía que eso me había dejado inconsciente.

Tanteé para saber donde estaba, a ver que encontraba, parecía una celda, era pequeña, fría y por lo que pude ver había un retrete y un pequeño lavabo, bebí un poco de agua y la escupí enseguida, ¡Esa agua sabía literalmente a mierda! Pues bien, seguí mirando a ver qué más podía encontrar ya que estaba bastante oscuro y me era muy difícil ver así que cuando me acerqué a lo que parecía una puerta vi que había un recipiente con un poco de agua y un plato de comida, me lavé un poco como pude y devoré la comida que me habían dejado, por lo menos no querían matarme, de momento claro, después de eso estuve un buen rato intentando recordar qué había pasado exactamente, pero estaba muy confusa, no recordaba nada... Pasaron segundos, minutos, horas hasta que abrieron la puerta, pero sinceramente a mi me pareció una eternidad...

dijous, 1 de març de 2012

¿Y qué pasaría si me fuera? ¿Me echarías de menos?
¿Y si los besos que alguna vez te he dado, se borrarán con tan solo un adiós?¿Llorarías por mi?
¿Sabes? Siempre te he querido, pero parece que las cosas cambian y tu ya no sientes lo mismo.
Mentiría si dijera que no te culpo, querer a otra persona y tener que decidir tiene que ser difícil. Pero si esa persona es tu hija debería de ser fácil ¿no?
No sabes lo que siento cuando intento hablar contigo, nada es fácil desde que vivimos aquí.

Somos unas desconocidas.