dimecres, 12 de desembre de 2012

Tiempo al tiempo

Siento que me despedazo en miles de pedacitos chiquititos, el dolor me engulle hasta un sitio tan oscuro que es muy difícil incluso abrir los ojos, pues los párpados me pesan y es difícil pensar que vas a salir de esta mierda, pero se sale, tiempo al tiempo, deja que todo fluya, se arreglará, me arreglaré, el corazón es débil, pero tiene el poder de sanarse cada vez que lo destruyen y eso nos hace cada vez más fuertes y aunque volvamos a cometer errores, llegará un día en que estemos tan acostumbrados que el corazón se hará de piedra y nadie nos podrá hacer daño.