dijous, 18 de febrer de 2016

Ella

Ella quería llegar lejos, ella quería volar tan alto como le fuera posible, hacia el sol, sin temer a ser quemada,
A ella no le importaba nada más, tenía tantas ganas de ser ella misma que se olvidó del resto, ese sentimiento era sublime.

Sin miedos, cerró los ojos y saltó al vacío, la primera vez quedó destrozada, el salto le rompió el cuerpo en mil pedazos,
pero después de varias caídas su cuerpo se hizo cada vez más fuerte, muchos la miraban, la criticaban, "¿Por qué estará sola?"
"Mírala, pobrecita, no tiene a nadie", todos se equivocaban, ella no necesitaba a nadie, era libre y si estaba sola
era porque ella lo deseaba.

Claro que por otra parte ella amaba, a su manera, una manera extraña y todo ser que se interponía en su camino lo sabía,
ellos eran libres de decidir, la gente viene y va, pero una siempre estará consigo misma y ella eso lo tenía grabado a fuego.

En verdad su sonrisa daba miedo, en sus ojos se respiraba seguridad y eso a muchos les acojonaba, ese era su poder, ser ella
misma, y coño, que bien le sentaba.

dimarts, 15 de desembre de 2015

Me alimento de verdades.

Me alimento de mis verdades, vivo buscando opciones en un cajón, sí, en la estantería del fondo.
Opté por vivir a mi manera, fingí tanto que olvidé quién soy.

Suelo escribir versos vacíos y parágrafos llenos de mierda, joder, estoy hecho de mierda,
cada vez que le pego un trago a esa botella de whisky del 73 me sabe todo amargo, y mira
que no hay nada más bueno que degustar el sabor amaderado que tiene este vaso con hielo.
Pero no, esta vez es diferente, todo me sabe mal, hierve mi boca, tengo ganas de escupir.

Debería sentarme y escribir algo bueno, pero hace tiempo que perdí a mi musa, sin ella yo no soy nada,
solo un pobre escritor buscando en mi mesita de noche un xanax, supongo que quiero caer rendido,
no quiero verla en mis sueños joder, sus ojos tan penetrantes, dios, la odio, pero solo ella...
Solo ella hacía que todo mi mundo vibrase, sus manos, su nariz, sus labios... Su pintalabios rojo
posado en su taza de te, en su cigarrillo.

Me volvió loco.

Y aquí estoy, volviendo a escribir, buscando a mi musa, esperando encontrarme en sus ojos.

dilluns, 6 de juliol de 2015

A día de hoy.

A día de hoy es todo distinto, pero no se por qué en verdad nada ha cambiado en mi, no se si es que soy impaciente o que, pero ya casi ha pasado un año, y este verano va a ser todavía más difícil, me lo veo venir, tampoco puedo hacer nada.

Me siento mal, desganada, con un desastre en mi cabeza, aunque en teoría estoy bien, pero a veces siento que en verdad lo estoy evitando, no se si lo evito o es que debo de hacer eso y no pensarlo.

Tampoco me siento bien conmigo misma, estoy llena de preguntas, supongo que a día de hoy no lo he hecho bien, supongo que no debería sentirme así.


dijous, 30 d’abril de 2015

La princesa verde (La historia continúa)

Una vez que la princesa verde se quedó sin reino solo tenía tiempo para prepararse, se retiró sola a las montañas, donde cada día tenía que luchar para sobrevivir, el invierno era duro, y más estando sola, pero ella lo único que quería era hacerse más fuerte.

Pasaban los días y seguía viva, o por lo menos lo que quedaba de ella, poco a poco fué perdiendo la corona, ella no era la misma, ella se había hecho fuerte.

Un dia, unos cazadores que llevaban unas semanas buscando algún animal al que dar caza (pero no con mucha suerte) descubrieron a nuestra princesa, secando la piel en donde ahora era su casa, una pequeña casa en ruínas que ella mismo había hecho habitable, los hombres se acercaron a ella, ella se asustó, llevaba meses sola, sin ver otra cosa que no fuese algún animal del bosque.

Ellos eran tres fuertes hombres, se veía a primera vista, se acercaron a ella, así, sin más intentaron agarrarla, forcejearon con ella, se la pasaban entre ellos, despreciándola, ¿Por qué? Ellos se pensaban que era débil y vieron la oportunidad perfecta para saciar sus instintos, así que el que parecía más fuerte la empujó contra una mesa, y pegándole en las piernas le abrío de piernas, ella, gritando consiguió alargar el brazo, coger una flecha que tenía encima de la mesa medio afilada y con todas sus fuerzas se la clavó al que estaba encima suya, fue directo al corazón, se levantó de un salto, cogió su hacha y entre puñetazos y patadas mató a los otros dos.

En ese momento, con el cabello y las manos manchadas de sangre se dió cuenta de que ya no era más una princesa, se había convertido en guerrera.

dimarts, 28 d’abril de 2015

La parte de mi que no se puede amar.

No puedo ser amada, ni querida, por lo menos una parte de mi, irónico, ¿Verdad? He convivido con ello, he convivido conmigo misma durante 24 años, y a veces descubro partes de mi que no me gustan pero ahí están, y llego a esa conclusión, soy algo que no se puede reparar ni quiere ser reparado.

El problema es que cuando tu lo dijiste lo dijiste para herir, pero sigues sin darte cuenta que por mucho que hables apenas escucho, es algo que tu me has enseñado.

Decías que yo era la única que podía solucionar esto, mentira, no tiene solución, decías que todas las medicinas no servían para nada y ahora es lo único que tu haces, ¿Te he vuelto loco? Soy como una enfermedad.

¿Y qué hace la gente con una enfermedad incurable? Morir o aprender a vivir con ella hasta el fin.

Qué lástima que todos prefieran la primera opción.

dimecres, 25 de març de 2015

El palacio de Cristal.



Una vez quise contruir un palacio de cristal, ara poder contenplar todo a mi alrededor y así poderlo controlar todo, apenas dormía, ya que el miedo a perder el control era tan grande que tenía que mantenerme despierta todo el tiempo que pudiera.

Pero el cristal es frágil, tanto como lo era yo, y cuando vi la primera grieta ya era tarde, el palacio se empezó a derrumbar y cada grieta iba formando otra en mi corazón, desarmando la armadura de mis entrañas, fue triste y mortal, ya que el cristal es tan afilado como fueron sus palabras...

dimecres, 25 de febrer de 2015

Tus Rarezas.

Tus rarezas son únicas, no las escondas, muéstramelas, quiero conocer hasta lo más oscuro de ti, las melodías que tengas en tu cabeza quiero que me hagas partícipe de ellas.

Quiero juntarme con el sudor que desprende tu sufrimiento y amoldarme a las cadenas que te atan a la vida.

Tus rarezas son sueños que algún día se cumplirán, lucha por ellas.