dijous, 30 d’abril de 2015

La princesa verde (La historia continúa)

Una vez que la princesa verde se quedó sin reino solo tenía tiempo para prepararse, se retiró sola a las montañas, donde cada día tenía que luchar para sobrevivir, el invierno era duro, y más estando sola, pero ella lo único que quería era hacerse más fuerte.

Pasaban los días y seguía viva, o por lo menos lo que quedaba de ella, poco a poco fué perdiendo la corona, ella no era la misma, ella se había hecho fuerte.

Un dia, unos cazadores que llevaban unas semanas buscando algún animal al que dar caza (pero no con mucha suerte) descubrieron a nuestra princesa, secando la piel en donde ahora era su casa, una pequeña casa en ruínas que ella mismo había hecho habitable, los hombres se acercaron a ella, ella se asustó, llevaba meses sola, sin ver otra cosa que no fuese algún animal del bosque.

Ellos eran tres fuertes hombres, se veía a primera vista, se acercaron a ella, así, sin más intentaron agarrarla, forcejearon con ella, se la pasaban entre ellos, despreciándola, ¿Por qué? Ellos se pensaban que era débil y vieron la oportunidad perfecta para saciar sus instintos, así que el que parecía más fuerte la empujó contra una mesa, y pegándole en las piernas le abrío de piernas, ella, gritando consiguió alargar el brazo, coger una flecha que tenía encima de la mesa medio afilada y con todas sus fuerzas se la clavó al que estaba encima suya, fue directo al corazón, se levantó de un salto, cogió su hacha y entre puñetazos y patadas mató a los otros dos.

En ese momento, con el cabello y las manos manchadas de sangre se dió cuenta de que ya no era más una princesa, se había convertido en guerrera.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada